Principal

En busca del vestido de novia perfecto

Principal

En busca del vestido de novia perfecto

Cuando supe que me iba a casar una de las primeras cosas que hice fue navegar por internet en busca de los distintos diseñadores, vestidos de novias y las últimas colecciones.
No sé vosotras pero yo estaba muy verde en este tema, sólo conocía Pronovias, Rosa Clará, Vera Wang y poco más.

Empecé mi búsqueda y enseguida me impresionó uno de los diseños, ¡cómo no!…de Zuhair Murad, dignos de una reina.

VestidoGalia Lavah tiene unos diseños realmente impresionantes, cada colección cual de ellas más bonita. Podéis encontrar a esta diseñadora en
love is in the air” Madrid.
VestidoGaliaDespués puse los pies en la tierra y continué buscando. Teniendo en cuenta que me caso a finales de agosto, en una preciosa ermita. Lo siguiente seria saber el tipo de formas que me gustaban. Cuando empecé a buscar y vi los nombres de los distintos tipos de cortes, ¡pensaba que me volvería loca porque no entendía nada! y no solo eso…, también estaban los tipos de escotes.

CortesPensé… ¡Vaya! ¡Si ahora resulta que voy a tener que tener un master para encontrar el vestido perfecto! Cuando eres la primera de tus amigas que se casa, la prima, y encima no tienes hermanas, te desesperas un poco. Pero calma…, que luego todo llega cuando menos te lo esperas.
Así que después de saber todo lo que tenía que saber sobre tipos de escotes, cortes y que tipos te pueden quedar mejor de acuerdo a la forma de tu cuerpo. Me decidí por el corte en A, siempre me habían llamado la atención los que tienen mucho vuelo en la falda. Nada más lejos del vestido que al final elegiría. Elegí el corte que pensé que no me favorecería mucho, así que os recomiendo que si os gusta un vestido y creéis que no os quedara bien, ¡no perdéis nada probándoslo!, igual cuando os lo veáis puesto os enamoréis.
¿Y cómo di con El vestido perfecto? Pues cuándo menos lo buscas, como todo en la vida. Estaba en Pinterest buscando otras cosas y de repente me encontré con la imagen de un vestido de novia que ¡me dejo con la boca abierta! me encantaba el diseño, era todo lo que estaba buscando (original, atípico y romántico). Me puse a investigar, cual detective, y por fin encontré el nombre de esa maravillosa diseñadora a la que pertenecía ese diseño.
Ya en su página web me puse a ver sus colecciones, hasta que di con mi vestido, hizo que se me paralizara el corazón, y creerme si os digo que no exagero. Solo os puedo dar una pista por ahora >>Anna Campbell<<
Cambell

Ahora todo lo que tenía que hacer era probármelo para ver si realmente era mi vestido, busque los distintos puntos de venta en Europa ya que la diseñadora es australiana, pero en España no había ninguna tienda en la que vendieran sus diseños. ¡Me quería morir! cuando por fin había encontrado algo perfecto, no lo pondría tener.
Cuando ya había perdido la esperanza, después de un tiempo volví a meterme en su página para seguir soñando, busque de nuevo los puntos de venta y ¡Oh! sorpresa ponía coming soon en una  tienda de Madrid blanco de novia” de inmediato ¡sentí mariposas en el estómago! Ese mismo día contacte con la tienda y les pregunte por los vestidos de Anna Campbell, me dijeron que pronto tendrían un trunk show de ella, así que enseguida me hicieron hueco para ese día.

Cuando llego ese día tan especial, no podían faltar mi madre y mi mejor amiga que para mí es como una hermana, ella tendría que venir desde Portugal para estar conmigo así que no me hice muchas ilusiones. Pero no podía perdérselo por nada del mundo y por supuesto que estuvo a mi lado en ese día tan especial, que al final resultaría perfecto. Escogimos 4 vestidos, uno que la dependienta me dio y aunque me quedaba muy bien y era muy bonito no me convencía, el de mi mejor amiga que no me favorecía absolutamente nada, el de mi madre el más sencillo ya que a ella no le gustaba tanta pedrería. Sin planearlo el último fue el mío, el mismo que hizo que se me parara el corazón cuando lo vi en internet. Os podéis imaginar cómo me sentí cuando empezó a vestirme la chica, me quería morir de bonito que era y me quedaba, me sentí como una princesa. Cuando abrió la cortina para que mi madre y mi mejor amiga me vieran, fue una sensación difícil de explicar con palabras, cuando las mire ¡se les iluminaron los ojos con una sonrisa en la cara! Pensaba que a mi madre no le gustaría ya que era el que más pedrería tenia. Pero no solo le gusto, ¡le encanto! ¿Cómo me quedaba? Mi mejor amiga me lo dijo todo con la mirada.
Así que el día concluiría coincidiendo tres estilos diferentes con un único vestido, mi vestido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *